05 May

El Tribunal de Defensa de la Libre Competencia se pronunció acerca de la consulta de Shell Chile S.A.C.I. respecto de la política adoptada por la Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC), manifestada en una serie de actos administrativos mediante los cuales dicha autoridad privilegió el uso de redes hidrantes en el abastecimiento de combustible para aviones por sobre los camiones refuellers.
El Tribunal estimó que la Dirección General de Aeronáutica Civil no había constituido un monopolio propiamente tal, ya que las empresas propietarias de las redes podían competir entre sí y porque, además, existían condiciones de acceso a terceros. Sin perjuicio de lo anterior, e tribunal señaló que la decisión de la DGAC tendió a afectar las condiciones de competencia en este mercado al darle el carácter de facilidad esencial a las redes hidrantes. Por ello, si existían razones técnicas o de seguridad, la DGAC debió adoptar su decisión de manera tal de asegurar que el precio cobrado a terceros y las condiciones de acceso a las redes hidrantes no fueran discriminatorias y, asimismo, que su precio no se constituyera en una barrera de acceso al mercado de abastecimiento de combustibles a aeronaves para quienes no son propietarios de dichas redes.
El Tribunal estimó que habría sido conveniente que dicha entidad consultara sobre las condiciones a imponer a los propietarios de las redes hidrantes, aun cuando la ley no la obligara a realizar dicha consulta. Sin perjuicio de lo anterior, el Tribunal recomendó a la DGAC que en lo sucesivo consultara en forma previa al TDLC las bases de licitación para el otorgamiento de concesiones para operar redes hidrantes en los aeropuertos nacionales, si se produjeren.

Ver Resolución 6

Sidebar: