09 Dic

El TDLC resolvió las consultas de SQMC y Anagra, declarando que la fusión de dichas empresas no infringe las normas de defensa de la competencia contenidas en el Decreto Ley Nº 211, siempre que se dé estricto cumplimiento a las siguientes cuatro condiciones destinadas a mitigar los riesgos inherentes a la misma:
1. SQMC tendrá la obligación de consultar cualquier operación de integración vertical con intermediarios en la comercialización de fertilizantes primarios en que pretenda intervenir, directa o indirectamente, en forma previa a su materialización, así como cualquier contrato que pretenda celebrar con distribuidores y que contemple cláusulas de exclusividad o condiciones que reflejen en definitiva una exclusividad.
2. SQMC no podrá discriminar arbitrariamente entre sus clientes en la comercialización directa o indirecta de los fertilizantes de producción propia o de sus personas relacionadas.
3. SQMC no podrá vender los fertilizantes de producción propia o de sus personas relacionadas únicamente en forma atada a otros productos o servicios. En caso de contemplar ofertas conjuntas de distintos productos o servicios por un único precio, SQMC deberá mantener a la venta, por separado, cada uno de los productos o servicios que comercialice bajo esta modalidad e informar el precio de venta correspondiente cada uno de ellos.
4. SQMC deberá mantenerse como sociedad anónima abierta con patrimonio independiente y administración separada de SQM S.A. y de sus empresas relacionadas que produzcan fertilizantes y deberá consultar a este Tribunal en caso que desee modificar esta situación en el futuro.

Acordada con el voto en contra de la ministra Sra. Arellano, quien estuvo por no imponer la primera condición, y si bien concurrió al voto de mayoría en lo que se refiere a las demás condiciones, no compartió algunos de los fundamentos de las mismas.

Ver Resolución 31

Sidebar: